Pieza de museo

martes, diciembre 11, 2007


Es difícil no apreciar la belleza de una katana. Son como largas briznas de hierba de metal
, y su canción es cantada entre latido y latido.

2 comentarios:

forgiven princess dijo...

Y cuando son hechas a mano por el método tradicional, y a la medida de uno... son pedacitos metálicos de cielo.

Un saludo!

Forgiven Princess

Lara Vergara dijo...

Reconozco que me gusta todo tipo de espadas en general, pero la katana tiene algo tan fuerte, tan atrayente, que en más de una ocasión me he descubierto a mi misma embobada delante de alguna.

Saludos!